Skip to content

Seguridad Alimentaria

 

¿Son seguros y están acordes a las especificaciones los productos alimenticios que me proporciona el proveedor en base al producto final? ¿Cómo me puedo asegurar de que esto se cumple?

 

Estas preguntas son la razón y la base por la que surge el protocolo IFS, cerciorar a los clientes de que sus productos obtenidos cumplen estrictos requisitos, de seguridad alimentaria y calidad, de carácter internacional (reconocidos por la Global Safety Initiative).

 

El certificado IFS indica que la empresa certificada ha establecido procesos apropiados para garantizar la seguridad de los productos que fabrica y que respeta las especificaciones de sus clientes.

¿Por qué surge el estándar BRC? ¿A quién va dirigido?

 

BRC surge de la exigencia en la gestión de la seguridad alimentaria en los proveedores de marcas blancas, por parte de la asociación de cadenas de alimentación británicas.

 

BRC Global Standards es una organización líder en protección de marcas y consumidores. Garantizan la estandarización de la calidad, la seguridad y los criterios operativos, y garantizan que los fabricantes cumplan con sus obligaciones legales y brinden protección al consumidor final.

 

El cumplimiento de BRC es un requisito no obligatorio, ni legal, pero es exigido por los distribuidores británicos a aquellas empresas que quieran entrar en determinados mercados.

¿Por qué surge esta nueva norma? Para garantizar la seguridad alimentaria a lo largo de toda la cadena alimentaria, desde la granja hasta la mesa.

 

Recoge los “elementos clave” que cubren los requisitos de seguridad industrial, constituyendo la base de cualquier norma de seguridad alimentaria aprobada.

 

Los requisitos son genéricos para así ser aplicables a todas las organizaciones que operan dentro de la cadena de suministro alimentario, para permitirles diseñar e implantar un sistema de gestión de seguridad alimentaria eficaz, independientemente del tipo, tamaño y producto.

La FSSC 22000 es un sistema de certificación de seguridad alimentaria basado en la norma ISO 22000, ya reconocida internacionalmente, y complementada por normas técnicas, como la ISO TS 22002-1 para la fabricación de alimentos y la ISO TS 22002-4 para la fabricación de envases.

Certificación de productos agrícolas en todas partes del mundo
 
GLOBALGAP establece normas voluntarias a través de las cuales se puede certificar productos agrícolas en todas partes del mundo.La creciente preocupación por la seguridad alimentaria y la protección del medioambiente, hace que la garantía del cumplimiento de buenas prácticas en este sector sea esencial.El protocolo se basa en los criterios de Seguridad de los Alimentos. Contempla las técnicas de producción con el objetivo de un uso controlado de fitosanitarios para minimizar el impacto de los residuos en los alimentos, el hombre y su entorno.​
 
Objetivos:
  •  
  • Proporcionar confianza a los consumidores acerca de la seguridad alimentaria, los estándares ambientales y laborales.
  •  
  • Para ello desarrolla una norma a nivel de la explotación, que abarca todo el proceso de producción del producto certificado, desde el inicio (desde la siembra o plantación) y todas las actividades agropecuarias subsiguientes, hasta el momento en que el producto es retirado de la explotación
 
Beneficios:
  •  
  • Proporciona confianza a los consumidores.
  •  
  • Asegura el acceso a los mercados.
  •  
  • Reduce las inspecciones de tercera parte realizadas por la distribución.
  •  
  • Control más eficiente y dinámico de los riesgos para la seguridad alimentaria.
  •  
  • Facilita el cumplimiento de la legislación de referencia:
  •  
  • Agiliza una comunicación eficaz con todas las partes interesadas:
  •  
  • Ahorro de tiempo y costes en auditorías integradas con BRC, IFS, GRASP, ALBERT HEIJN, TESCO NURTURE, LEAF MARQUE.​
 
 

Las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM o GMP en inglés) establecen las condiciones y requisitos necesarios para asegurar la higiene en la cadena alimentaria y la producción.



Las GMP son una serie de directrices que definen la gestión y manejo de acciones con el objetivo de asegurar condiciones favorables para la producción de alimentos seguros.

También son de utilidad para el diseño y gestión de establecimientos y para el desarrollo de procesos y productos relacionados con la alimentación.



Las GMP fueron desarrolladas por el Codex Alimentarius con el objetivo de proteger al cliente. Incluye varias condiciones y procedimientos operativos básicos que cualquier empresa alimentaria debe cumplir.

El certificado de Bienestar Animal garantiza unas buenas prácticas que mejoran la calidad del producto y ofrecen la máxima transparencia al consumidor final.

El programa de certificación garantiza las buenas prácticas en bienestar animal, respetuosas y sostenibles que repercuten en la mejora de sus resultados.

La certificación ecológica garantiza que los productos han sido producidos o elaborados siguiendo las normas de la agricultura ecológica, y que han sido controlados en todo su proceso de producción, elaboración, envasado y comercialización.

Término que comprende todo lo que está permitido, y por tanto, es beneficioso y saludable para el ser humano, propiciando una mejora de la calidad de vida y la reducción de riesgos para la salud. Se podría traducir como lo autorizado, recomendable, saludable, ético o no abusivo.

Kosher hace referencia a los alimentos que cumplen con los preceptos de la ley judaica. Kosher o casher significa en hebreo 'apto, adecuado', generalizado con el significado de 'correcto, legítimo'. Los alimentos que no siguen la ley judía se llaman taref.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram