MEJORA CONTINUA





En Ingade tenemos claro que la competitividad de las empresas en el siglo XXI pasa por conseguir la máxima eficiencia en la elaboración de los productos y servicios. Eficiencia, además, con la importante flexibilidad que el mercado demanda.

El objetivo principal de las empresas (y de cada proceso interno) es mejorar constantemente la satisfacción de todos sus clientes y aportarles más valor con sus productos / servicios. En Ingade disponemos también del knowhow y la experiencia para ayudar a otras empresas a dotarse de las capacidades propias para mejorar con avances cualitativos “pequeños”… pero constantes. Para ello hay que mantener los focos orientados a tres elementos principales: el cliente final, el proceso global para cada producto (nunca actividades parciales) y las personas que posibilitan dicho proceso (ya que son el elemento que puede permitir que la mejora permanezca en el tiempo).

En Ingade lo desarrollamos mediante una colaboración codo con codo con cada equipo de trabajo e implicándose al máximo con los resultados de cada proyecto. Nunca consideramos un proyecto que no vaya a suponer para nuestro cliente una rentabilidad ya a corto plazo. Promovemos la implantación de soluciones basadas en “lean management”.

Para empezar, evaluaremos juntos sus posibilidades de mejora.