COMPLIANCE





CONTENIDO NORMATIVO

La reforma Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, afecta la estructura del art. 31 bis Código Penal y principalmente del régimen de responsabilidad penal de personas jurídicas. En primer lugar modifica los criterios de transferencia lo que afecta por tanto a la definición de las personas físicas idóneas para provocar la contaminación penal de la sociedad , como también alcanza al concepto del debido control cuya infracción es uno de los elementos que permiten fundamentar la responsabilidad penal de la persona jurídica y el sistema se completa con la descripción de los modelos de organización y control cuyo cumplimiento eficaz podrá exonerar o atenuar la responsabilidad penal de la empresa y en último lugar, su ámbito de aplicación se extiende a las Sociedades mercantiles estatales, siempre y cuando se hayan constituido éstas para eludir una eventual responsabilidad penal.

CONTENIDO Y ESTRUCTURA

  • Introducción.
    • El Programa de Prevención de Riesgos Penales tiene como finalidad el establecimiento de normas, procedimientos y herramientas para evitar el incumplimiento de la normativa legal con relevancia penal aplicable a la Compañía y a su personal, y adaptarla al nuevo entorno regulatorio.
    • Conviene señalar en este punto cuando fue elaborado el programa e implantado en la empresa.
    • Incorporar la gestión y prevención de riesgos penales que le pudieran afectar de acuerdo a su actividad y sector, en relación con la Responsabilidad Penal de las personas jurídicas introducida en el Código Penal.
  • Ámbito de aplicación.
    • Establecer los ámbitos operativos en los cuáles la misma tenga una mayor exposición a los riesgos penales (individualizar distintos factores de riesgo y diseñar una evaluación individualizada de riesgos penales), por ejemplo:
      • Relaciones con administraciones públicas, reguladores y supervisores.
      • Relaciones con proveedores de productos o prestadores de servicios y con los clientes.
      • Situaciones con posibles conflictos de intereses.
      • Mercado de valores, cotización de la acción y relación con los inversores.
      • Elaboración y difusión de información del Grupo.
      • Tratamiento de datos e información confidencial.
      • Obligaciones para con la Hacienda Pública.
      • Interacción con el Medio Ambiente y su conservación.
      • Sistemas informáticos y tecnología de la información.
  • Herramientas generales de control y prevención.
    • Sintetizar que herramientas tiene la empresa para evitar que se cometan delitos que puedan perjudicar a la Persona Jurídica (por ejemplo: canal de denuncia, políticas de gestión, sistemas de control interno, auditorías, políticas de responsabilidad, formación específica de los empleados en este ámbito).
  • Establecer un órgano/persona encargada de supervisar y controlar el programa.
  • Establecer cuáles son las funciones del órgano/persona del apartado 4.
    • Es decir el control sobre los empleados, acreditar que ese empleado ha recibido formación específica, establecer controles internos como por ejemplo el bloqueo de ordenadores para acceso a internet, etc.
    • En el caso de personas jurídicas de pequeñas dimensiones, el órgano de control puede ser asumido por el órgano de administración, ellas son aquellas empresas que pueden presentar cuentas de pérdidas y ganancias abreviada.
  • Comunicación de infracciones.
    • Necesidad de fijar el cómo y ante quien se realiza la comunicación.
    • Disponer qué elementos debe contener esa comunicación, es decir, nombre, apellidos, pruebas veraces de la infracción, etc.
  • Incumplimientos del programa.
    • Sanciones disciplinarias de acuerdo con la normativa laboral.
  • Difusión e información del programa.
    • Establecer que cursos de formación deberán realizar el personal de la empresa en este ámbito.
  • Seguimiento y supervisión.
    • Actualizar y coordinar el cumplimiento del programa de conformidad con las características de la empresa.

OBJETIVOS DE UN PROGRAMA DE CUMPLIMIENTO

Los objetivos de un programa de cumplimiento son:

  • Servir de freno a la comisión de hechos delictivos, tanto por parte de los representantes legales de la empresa, personas autorizadas para tomar decisiones en su nombre y personas con facultades de organización y control como de las personas que están sometidas a la autoridad de los anteriores. En resumen, su finalidad esencial es la de prevención de delitos dentro de la empresa. Y, en el caso de que se den hechos delictivos en el seno de la compañía, un programa de prevención de delitos va a ayudar a una mejor defensa de la persona jurídica en un proceso penal que se pueda incoar en su contra.
  • Otro de los objetivos es que el programa sea diseñado a medida, es decir, que sea un programa personal e intransferible para cada empresa concreta. Dependiendo de la actividad, el tamaño, las áreas geográficas en donde la empresa actúa, su estructura, entre otros, son factores muy relevantes a tener en cuenta a la hora de diseñarlo.
  • Para implantar un programa de prevención, es necesario que sea configurado de conformidad con las características actuales de la empresa en ese momento, es decir, no puede ser configurado como algo idílico si no de forma que pueda ser llevado a la práctica y, ha de ser dinámico, que pueda adaptarse fácilmente a los cambios que se puedan producir. Es recomendable que no suponga un trastorno para la empresa, con esto SE quiere decir que si la empresa dispone ya de ciertos protocolos de actuación que son válidos de conformidad a lo que la ley nos exige, es recomendable que dichos protocolos se adapten dentro del “Corporate Compliance”, con ello conseguimos cierta garantía de que el programa forme parte de la empresa en su día a día.
  • Es necesario diseñar un sistema de gestión basado en la prevención, con otras palabras, establecer mecanismos, protocolos o procedimientos que sean comprensibles y lo más sencillos posibles para que puedan ser efectivos en la práctica.
  • El Código Penal nos impone la obligación de informar sobre los posibles incumplimientos del Programa, pues bien, el mismo deberá de contener un canal de denuncias, es recomendable dada la cultura en nuestro país que tiende al secretismo que, el diseño del canal de denuncia sea externalizado, autónomo e independiente. Eso sí, ha de ser confidencial aunque no anónimo y, todas las denuncias sobre incumplimientos del programa o sobre comisión de hechos delictivos han de ser investigadas, en caso contrario, el programa podría declararse ineficaz. 3 Todos estos factores en su conjunto nos sirven de base para elaborar un Programa de Prevención de riesgos penales en la empresa.

VENTAJAS DE SU ADOPCIÓN.

  • Si la persona jurídica es condenada se expone por un lado a costes elevados derivados de las multas, la responsabilidad civil, el pago de honorarios a los abogados, procuradores, prohibición de recibir subvenciones, etc… y, por otro a costes levas, pero no por ello dejan de ser costes tales como la pérdida de productividad por parte de los empleados, el descenso de moral dentro de la empresa o la interrupción en la operaciones comerciales. Con ello, quiero exponer que la implementación de un programa de cumplimiento efectivo evita o mejor dicho va encaminado a que se eviten estos costes dentro de las economías internas de la empresa. En resumen, una de las ventajas es el ahorro económico a largo plazo.
  • Otra gran ventaja es la prevención, es decir, si se logra difundir a través del programa una cultura empresarial positiva, ello va a implicar que los integrantes de la misma se lo piensen dos veces antes de llevar a cabo cualquier conducta típica.
  • Un programa de prevención debe de funcionar como un freno que impida la comisión del hecho típico.
  • El actual art. 31 quinquies apartado d) del CP nos indica que la adopción de un programa de cumplimiento después de la comisión del delito pero antes de la celebración del juicio oral puede dar lugar a la atenuación de la pena